Siéntete bien, pierde peso de Rangan Chatterjee

Exercise Feel Great Lose Weight Fitness Health Health Psychology Medicine Nutrition Rangan Chatterjee Sciences Weight Loss Diets

Hábitos simples a largo plazo para una pérdida de peso duradera y sostenible

Feel Great, Lose Weight by Rangan Chatterjee

Comprar libro: Siéntete bien, pierde peso de Rangan Chatterjee

¿Cuál es exactamente el tema del libro Siéntete bien, pierde peso?

A diferencia de otros libros de dietas que promueven soluciones rápidas y modas, Feel Great Lose Weight (2020) es una guía completa para una vida saludable. Al incorporar la experiencia del Dr. Rangan Chatterjee, lo equipa con el conocimiento y las habilidades para ser el mecánico de su propia salud, demostrando cómo ajustar sus hábitos alimenticios y estilo de vida para perder peso de manera sostenible y sentirse maravilloso a largo plazo.

¿Quién es el público objetivo del libro Siéntete bien, pierde peso?

  • Aquellos que se muestran escépticos acerca de las dietas de moda
  • Cualquiera que esté interesado en aprender más sobre la ciencia de la reducción de peso.
  • Personas que buscan un enfoque a largo plazo sin prejuicios para mejorar su salud.

¿Cuál es la identidad de Rangan Chatterjee?

Dr. Rangan Chatterjee es un médico del Reino Unido. Ha escrito tres libros más vendidos, el más reciente de los cuales es The Four Pillar Plan. Además, aparece como estrella invitada en la popular serie de televisión de BBC One Doctor in the House.

¿Qué gano yo exactamente? Una estrategia para bajar de peso sin sentirse culpable.

Has eliminado el exceso de carbohidratos. También ha eliminado la grasa. Esos ejercicios matutinos a las 6:00 a.m. se han convertido en una forma de vida para ti. En pocas palabras, ha probado todos los métodos disponibles, pero el peso se ha mantenido o ha regresado más rápido de lo que puede perderlo. ¿Te suena familiar? Si este es el caso, y si está preparado para hacer un cambio, ha llegado al lugar correcto. Aprenderá las razones por las que tiende a aumentar de peso, razones de las que es posible que ni siquiera se dé cuenta en este momento. Además, todos llevan a la misma conclusión: no tienes la culpa. Su cuerpo simplemente está cumpliendo su función prevista.

Sin embargo, es factible participar en sus procesos biológicos para restablecer su salud y perder algunos kilos. En estas notas, veremos la ciencia que subyace a la reducción de peso y cómo funciona. Lo más importante que debe recordar es que encontrará una ruta para sentirse maravilloso y disfrutar de su vida con más energía y facilidad. Descubrirás qué tiene que ver la mecánica de los vehículos con tu salud, cómo quemamos tantas calorías como los antiguos cazadores-recolectores y por qué hacer demasiado ejercicio puede ser perjudicial para tu salud en este conjunto de notas de lectura.

Ocasionalmente, las señales hormonales que regulan nuestros patrones de alimentación pueden desincronizarse con nuestras necesidades reales.

¿Qué sucede cuando el tanque de combustible de un automóvil está casi agotado? Una luz se enciende en el tablero, lo que indica que es hora de recargar el vehículo. Si el conductor continúa ignorando la señal, el vehículo se quedará sin gasolina, o energía, y eventualmente dejará de funcionar. Eso es todo lo que hay que hacer. El cuerpo humano es comparable en este sentido. Sin embargo, en lugar de gas o energía, necesita desesperadamente comida. Y, en lugar de mostrar una luz indicadora de bajo nivel de combustible, detecta hambre, indicándole que es hora de repostar su vehículo. Desafortunadamente, las cosas pueden salir mal debajo del capó de vez en cuando. Ocasionalmente, las señales de nuestro cuerpo pueden volverse defectuosas, lo que nos lleva a comer en exceso o retener grasa cuando realmente no es necesario. La lección más importante de esta carta es que las señales bioquímicas que regulan nuestros patrones de alimentación a veces pueden desincronizarse.

El primer paso en el camino hacia la reducción de peso a largo plazo es familiarizarse con estos signos y reconocerlos cuando ocurren. Hay cuatro en particular a los que volveremos una y otra vez.Anteriormente hemos hablado del hambre, que es la primera de estas señales de advertencia. La segunda señal es la señal completa, que nos informa cuándo es el momento de dejar de comer, así que sigamos adelante. Cuando las células grasas producen una hormona llamada leptina, las personas experimentan una sensación de saciedad. Esto le informa al cuerpo que no necesita más combustible. ¿Sabes cómo una bomba de gasolina se apagará automáticamente cuando el tanque de tu automóvil esté completamente vacío? Es un poco así, de verdad. Si esta señal no funciona correctamente, será más propenso a comer en exceso.

El tercer tipo de señal es la señal de almacenamiento de grasa. Éste está regulado por una hormona conocida como insulina, que se produce a los pocos minutos de consumir una fuente de alimento. Debido a la presencia de insulina, su cuerpo recibe instrucciones de dejar de descomponer la grasa y, en cambio, quemar los alimentos que acaba de comer, de manera similar a cómo un vehículo híbrido cambia suavemente entre el gas y la electricidad. Y por último, tenemos el punto de ponderar. Este es el peso que su cerebro cree que es el más adecuado para su tipo de cuerpo. En el caso de que comience a perder peso, su cuerpo alterará factores como su metabolismo y apetito para mantenerlo en su peso actual. Cualquiera que tenga sobrepeso o sea obeso probablemente tenga exceso de peso. Sería el equivalente a un vehículo pequeño que crea que tiene el tanque de combustible de un SUV grande.

Estas cuatro señales tienen la capacidad de reiniciarse. Descubrirás cómo convertirte en el mecánico de tu propia salud y cómo lidiar con las señales que te envía tu cuerpo en las notas que siguen.

Las comidas reales mantienen los mensajes de su cerebro funcionando correctamente. Las comidas "deliciosas" procesadas pueden hacer que las personas se enfermen.

Rosquillas, rosquillas, rosquillas. ¿Hay alguien a quien no le gusten estos, ya sean rellenos de crema o cubiertos de chocolate? Desde el momento en que sus dientes se clavan en sus encías, la sensación lo transporta por un río de delicioso placer. Pero entonces, oh Dios, aquí vienen las malas noticias. El placer se desvanece gradualmente y pronto regresa al mundo mundano y sin azúcar de la vida cotidiana. Como resultado, alcanzas la caja. Hay uno más. Por supuesto, no hay nada de malo con un poco de indulgencia de vez en cuando. Sin embargo, es posible que no sepa que las comidas que lo hacen sentir bien, como las rosquillas, en realidad pueden hacer que las señales de su cuerpo se confundan. La lección más importante aquí es que las comidas reales mantienen sus señales funcionando correctamente. Las comidas "deliciosas" procesadas pueden hacer que las personas se enfermen.

Entonces, ¿qué es exactamente "comida real" en este contexto? Las comidas reales, por otro lado, contienen solo un componente, de acuerdo con una regla de oro decente. Las frutas, verduras, legumbres, cereales integrales y mariscos son ejemplos de alimentos ricos en antioxidantes. Cuanto menos procesados ​​estén y cuanto más cerca estén de su forma original, más beneficiosos serán. Haga un esfuerzo por reemplazar la mayor cantidad posible de su ingesta calórica con estos alimentos integrales, ya que suprimen su apetito y ayudan a su cuerpo a mantener un peso saludable por sí solo. Además, son eficaces para suprimir los antojos de comidas muy procesadas, poco saludables y placenteras.

¿Qué es exactamente una comida maravillosa? Cualquier cosa que tenga una alta concentración de carbohidratos procesados ​​y aceites industriales. A menudo se envasan a granel con largas listas de ingredientes. Patatas fritas, pasteles, barras de chocolate y carnes procesadas son solo algunos ejemplos de lo que estamos hablando. Son difíciles de resistir, y la gente que los fabrica lo sabe muy bien. Verá, su cerebro está programado para reaccionar a ciertas características de los alimentos, como la grasa, el azúcar, la sal y ciertos carbohidratos, entre otras cosas. Cuando los consume, es recompensado con una oleada de dopamina, lo que lo alienta a consumirlos nuevamente.Una y otra vez, una y otra vez,

Los alimentos que lo hacen sentir bien hacen que sea difícil prestar atención a la leptina, la señal completa del cuerpo En primer lugar, para descomponer los carbohidratos y el aceite altamente refinados, su cuerpo produce grandes cantidades de insulina, que, cuando se consume en grandes cantidades, competirá con la leptina por el espacio en su cerebro. Por segunda vez, comidas deliciosas aceleran su sistema inmunológico. En otras palabras, inducen inflamación, lo que hace que la atención de su cuerpo se desvíe de la señal de leptina y se dirija hacia otras cosas. Puede parecer que su cuerpo está conspirando contra usted. Sin embargo, ¡solo está intentando ayudar! Durante la mayor parte de la evolución humana, estas comidas deliciosas y densas en calorías fueron difíciles de conseguir, y necesitábamos ahorrar energía para sobrevivir a los meses de invierno. El problema es que ahora se pueden encontrar en casi todas partes.

Pero no pierdas la esperanza. Además, descubrirá otras formas de mantener sus señales bajo control, además de comer muchas comidas frescas e integrales.

Cuándo comemos, cuándo comemos y cómo comemos son a menudo tan importantes como lo que comemos.

Conozca a Alan, un padre y un médico general que trabaja en la comunidad. Había estado luchando con su peso durante muchos años. Durante el resto del día, estaría bien: un batido de frutas para el desayuno y una abundante sopa para el almuerzo. Sin embargo, después de un largo y estresante día en la oficina, sucumbía al apetito, terminaba un segundo plato, se entregaba a un postre y lo remataba con papas fritas frente al televisor. Alan debería comer más por la mañana y menos por la noche, según el autor del libro. Alan tomó la decisión de convertirlo en una tortilla por la mañana y en sobras para el almuerzo solo después de mucha deliberación. ¡Y fue un éxito! Descubrió que ya no tenía hambre en la mesa y que a menudo podía reunirse con su familia con solo una ensalada. Alan observó cómo le bajaban los kilos durante un período de meses. Cuando comemos, cuando comemos frecuentemente es tan importante como lo que comemos, según el punto principal de esta carta.

La experiencia personal de Alan está respaldada por evidencia científica. En un estudio, a dos grupos se les dio la misma cantidad de calorías, pero se les dio en diferentes intervalos. Se encontró que aquellos que consumían la mayor parte de sus calorías por la mañana perdían considerablemente más peso que aquellos que consumían la mayoría de sus calorías al final de la tarde o al principio de la noche. Para no perder peso, considere consumir la mayoría de sus calorías antes de las 3 p.m. y luego una cena más ligera después de eso. Comer con demasiada frecuencia, además de comer demasiado tarde, también puede dificultar la pérdida de peso, incluso si sigue una dieta saludable. Volvamos a esa conocida hormona, la insulina, para comprender mejor por qué. Recordará que la insulina le dice al cuerpo que deje de descomponer la grasa y, en cambio, utiliza los alimentos que acabamos de ingerir como fuente de energía.

Si consume alimentos y bocadillos con regularidad, su cuerpo permanecerá en modo de almacenamiento de grasa. Es por eso que se recomienda ceñirse a tres comidas al día y darle tiempo a su sistema digestivo para recuperarse entre ellas. Sin embargo, si encuentra que comer tres comidas al día no le funciona, hay otra opción: comer con restricción de tiempo. El individuo típico come alimentos durante un período de 15 horas durante todo el día. Sin embargo, esto no le da a su cuerpo mucho respiro de la digestión. Por lo tanto, trate de limitar su tiempo para comer a diez o incluso ocho horas al día, entre las 10:00 a.m. y las 8:00 p.m., por ejemplo. Si eso parece demasiado problema, se ha demostrado que incluso una ventana de alimentación de 12 horas es beneficiosa. En varios momentos del día, nuestro cuerpo digiere los alimentos de diferentes formas.Puede trabajar con el ritmo diario natural de su cuerpo consumiendo la mayoría de sus calorías al principio del día, en menos comidas y durante un período de tiempo más corto cada día

Poner más énfasis en el movimiento que en el ejercicio puede ayudarlo a sentirse mejor y perder peso más rápido.

Nuestros antepasados ​​y antepasados ​​cazadores-recolectores viajaban mucho. Correr, caminar, agacharse y trepar son parte de la búsqueda de vida silvestre y la búsqueda de frutas, lo que requiere una gran cantidad de actividad. Todo ese movimiento debe haber requerido una cantidad significativa de energía, ¿no crees? La buena noticia es que, aunque pasaban sus días haciendo ejercicio, quemaban aproximadamente la misma cantidad de calorías que los humanos contemporáneos, a pesar de que pasamos la mayor parte de nuestros días sentados en una silla. Según la creencia popular, el secreto para perder peso es quemar más calorías de las que comemos. Sin embargo, eso no es verdad. Este concepto de entrada / salida de calorías ha contribuido a la locura del fitness que se ha extendido por todo el país. Aunque puede tener cierta validez, también es excesivamente simple y no tiene en cuenta lo complicadas que son las señales del cuerpo.

De acuerdo con este comentario, concentrarse en el movimiento en lugar de en el ejercicio puede hacer que se sienta maravilloso y al mismo tiempo perder peso. Entonces, ¿cómo lograron esos primeros humanos gastar tantas calorías a pesar del hecho de que estaban constantemente en movimiento? Todo vuelve a la señal en el punto de peso. El cuerpo, como todos sabemos, puede alterar la cantidad de energía que quema y almacena para mantenerlo en un peso saludable cuando el termostato está configurado correctamente. Considere el fenómeno conocido como termogénesis de actividad sin ejercicio, o NEAT, según los expertos. Si su cuerpo cree que ha consumido demasiadas calorías, comenzará a moverse o dar golpecitos con los dedos de los pies para quemar la energía extra. La mayoría de las veces, no se da cuenta de lo que está sucediendo.

Puede notar que su cuerpo emplea métodos similares para compensar después de un ejercicio extenuante, como hacer que se sienta fatigado y lento, o aumentar la señal de hambre. El ejercicio que se realiza durante un período prolongado de tiempo también puede aumentar la producción de cortisol, la hormona del estrés. Debido a que su cuerpo cree que necesita almacenar combustible en preparación para tiempos difíciles, activa la señal de almacenamiento de grasa en preparación para tales ocasiones. Es posible que ya sea hora de dejar esos ejercicios de las 6:00 a.m. En cambio, concéntrate en tus movimientos. Debe hacer que se sienta bien moverse, ya que el movimiento es esencial para ser humano. Además, es una excelente alternativa al ejercicio extenuante. A continuación, se ofrecen algunas sugerencias para incluir el ejercicio en su rutina diaria:

Puede incorporarse a operaciones existentes. Por ejemplo, siempre que sea posible, camine a donde quiera que vaya. Aumente su actividad física a lo largo de su viaje al bajar del autobús algunas estaciones antes o estacionarse a pocas calles del lugar de trabajo. Caminar puede ser una actividad muy relajante. Esfuércese por caminar 10,000 pasos cada día. Mantener un juego de pesas en la cocina le permite hacer un levantamiento básico mientras se prepara su café. Lo más importante es divertirse con él. Busque las cosas que le encanta hacer, como bailar en su sala de estar con su música favorita.

Bajar de peso requiere dormir lo suficiente.

A las 6:30 a.m., suena el despertador y tienes que levantarte de la cama. Tu mañana es borrosa mientras la atraviesas, sintiéndote lento y medio despierto. Tenía la intención de irse a la cama más temprano anoche, pero en su lugar se encontró navegando por las redes sociales antes de darse cuenta de lo tarde que era. Todos sabemos que deberíamos dormir más, pero encontrar el tiempo para hacerlo en nuestras agitadas vidas puede ser difícil. Para muchas personas, las pocas horas antes de acostarse son su único tiempo para ellos mismos.La falta de sueño, por otro lado, hace que sea mucho más difícil perder peso. La lección más importante de esta carta es que dormir lo suficiente es fundamental para reducir el peso.

La falta de sueño aumenta la probabilidad de aumento de peso por un margen significativo, según la evidencia científica. Según una investigación reciente, las personas consumen alrededor de 300 calorías más al día siguiente después de una mala noche de sueño. Probablemente ya hayas adivinado que tiene algo que ver con tus señales biológicas, ¿no es así? Además, la falta de sueño reduce su capacidad para quemar grasa y aumenta la hormona del estrés cortisol, lo que resulta en una mayor necesidad de alimentos reconfortantes. Esto, a su vez, activa la señal para acumular grasa. Sin embargo, las cosas se han deteriorado. Si hace dieta cuando no tiene sueño, hasta el 70% del peso que pierde vendrá de los músculos en lugar de la grasa, según una investigación. Si ha estado librando una batalla perdida con su peso durante mucho tiempo, una de las primeras cosas que debe considerar son sus hábitos de sueño. En primer lugar, esfuércese por dormir al menos siete u ocho horas cada noche y tenga un horario regular para acostarse.

Es posible que también desee reducir su consumo de café y bebidas alcohólicas. La cafeína permanece en su sistema durante un largo período de tiempo después de haberla ingerido. ¿Ese café con leche a las tres de la tarde? A las 9:00 p.m., la mitad de la cafeína todavía estará en su sistema. Y, a pesar de que el alcohol tiene cualidades sedantes, en realidad interfiere con sus ondas cerebrales, lo que resulta en una disminución en la calidad de su sueño. Sin embargo, uno de los contribuyentes más importantes es la luz. Fuiste creado para aceptar señales del sol con el fin de funcionar correctamente. Cuando el sol comienza a ponerse por la noche, una hormona conocida como melatonina le indica a su cuerpo que comience el proceso de apagarse. Sin embargo, ahora tenemos 10,000 veces la cantidad de luz nocturna que tenían las personas en el siglo XIX. No es de extrañar que nuestros patrones de sueño estén fuera de control. Las longitudes de onda azules emitidas por los dispositivos eléctricos son particularmente dañinas.

En consecuencia, no arruine todo su arduo trabajo privándose de una buena noche de sueño. Posponga más de lo que se desplaza y ahorrará tiempo.

Comer en exceso a menudo es provocado por el estrés y las emociones negativas.

Emily tenía unos treinta años en ese momento y se sentía especialmente inútil después de que años de dieta le habían fallado. Recientemente se había mudado a un nuevo trabajo y la transición le resultaba difícil. Las noches de Emily las pasaba sola, lejos de su familia y amigos, en compañía de pizzas y barras de chocolate. La historia de Emily no es única. Cuando estamos deprimidos, a menudo recurrimos a alimentos reconfortantes, no porque nuestros cuerpos estén agotados de energía, sino porque estamos agotados de amor. No buscamos nutrición; buscamos dopamina. Comer en exceso a menudo es causado por el estrés y las emociones, como se indica en el mensaje principal de esta carta. La innovadora investigación del Dr. Vincent Felitti sobre la relación entre las emociones y la alimentación arroja luz sobre este importante tema. Según los hallazgos, existe un vínculo significativo entre la obesidad y las malas experiencias infantiles, lo que indica que muchas personas aprenden a buscar consuelo emocional en la comida desde la infancia.

La mayoría de las veces, aquellos que sufren de su peso también están lidiando con el bagaje emocional adicional de la culpa y la baja autoestima. Pero ten en cuenta que tu apariencia física no te define. No existe tal cosa como "tengo cáncer". Entonces, ¿qué tiene la frase "soy obeso" que la hace tan popular? Las técnicas simples pero efectivas para superar la vergüenza incluyen decir tres cosas positivas sobre ti mismo en el espejo todas las mañanas, como "Soy una buena persona", "Me preocupo por los demás" y "Merezco lo mejor en la vida", entre otras. cosas.Sin embargo, todavía existe el estrés y las tensiones de la vida cotidiana, sin importar qué tan exitoso sea en sus esfuerzos por aprender a sentirse bien consigo mismo. También puede tener un impacto negativo en su peso.

Como puede ver, su cuerpo funciona en dos modos: un estado de acción que prepara su cuerpo para las dificultades y un estado de reposo que le permite realizar sus actividades diarias. La adrenalina hace que su corazón lata más rápido y que su cerebro trabaje horas extras en el modo de acción. Debido a su estilo de vida agitado y de alta presión, pasa mucho más tiempo en el estado de acción del que debería y, como ha visto anteriormente, aumenta la sensibilidad de su señal de almacenamiento de grasa. Cuando estamos estresados, adquirimos más peso con las mismas comidas ricas en calorías que cuando no estamos preocupados, según una investigación reciente publicada en la revista Stress. Además, según estudios, casi la mitad de nosotros consumimos cantidades excesivas de calorías cuando estamos preocupados. Esto se debe al hecho de que nos enredamos en el ciclo de desencadenante-comer-recompensa, que es bastante similar al ciclo de la dopamina inducido por comidas placenteras.

Otra razón por la que es tan esencial comer cuando está en reposo se discutirá con más detalle en la siguiente sección.

Cambiar sus hábitos alimenticios puede ayudarlo a perder peso y mejorar su relación con la comida.

¿Qué imagen le viene a la mente cuando piensa en una mujer sentada en una mesa en París disfrutando de su almuerzo? Quizás se estaba divirtiendo en la exuberante hierba verde con sus compañeros. Es casi seguro que haya algo de Camembert y una baguette crujiente sobre la mesa, y tal vez también una botella de vino. La cocina de Francia está considerada entre las mejores del mundo. A pesar de la abundancia de queso y salsa de crema, los franceses tienden a ser considerablemente más delgados que sus equivalentes estadounidenses. Durante mucho tiempo, los investigadores de la pérdida de peso han estado perplejos por este fenómeno. Si bien la paradoja francesa está lejos de resolverse, es posible que tenga algo que ver con la imagen del picnic de París, es decir, con la forma en que consumen sus alimentos. Cambiar sus hábitos alimenticios puede ayudarlo a perder peso y al mismo tiempo mejorar su relación con la comida, según el mensaje principal de esta carta.

Acéptelo: los hábitos alimentarios contemporáneos dejan mucho que desear en términos de salud y nutrición. ¿Alguna vez comes tus comidas frente a una pantalla de computadora o televisión? ¿O le gusta almorzar en su escritorio mientras todavía trabaja? Toda esta atención desviada puede ser realmente perjudicial. Cuando está ocupado, es más probable que coma más rápido y consuma más alimentos. Y si su atención se desvía a otra parte, es posible que no note cuando su estómago está lleno. Comer lenta y minuciosamente, por otro lado, permite recibir y procesar toda la señal. Como beneficio adicional, las comidas genuinas como frutas, verduras y carne tienden a tardar más en consumirse que los alimentos procesados.

Cuando se trata de cenar en Japón, existe una gran tradición conocida como hara hachi bu, que básicamente significa comer hasta que esté aproximadamente un 80 por ciento lleno. Por supuesto, es imposible ser preciso, pero esa es exactamente la idea. Hay muchos estados distintos entre tener hambre y estar lleno, y se necesita experiencia para distinguirlos. Es imposible enfatizar la importancia de comer conscientemente en nuestras vidas. En consecuencia, por el bien de su salud, evite mirar las pantallas. Come lejos de tu escritorio, preferiblemente en una mesa o en un lugar tranquilo donde puedas concentrarte mejor. Luego, tómate el tiempo para apreciar todos y cada uno de los bocados. Y, si es posible, coma con otras personas. Desafortunadamente, según el estudio, la mitad de todas las comidas en el Reino Unido se consumen solas. Conectarse con otras personas durante una comida no solo es relajante, sino que también puede ser muy beneficioso para la salud mental y las conexiones interpersonales.

Hasta ahora, en estas notas, ha aprendido qué comer, cuándo comerlo, por qué comerlo y cómo consumirlo para restablecer las señales bioquímicas en su cuerpo. Descubra cómo júntelo todo para crear una estrategia de pérdida de peso que se adapte a sus necesidades en la siguiente sección de este artículo.

Cree una estrategia de pérdida de peso que sea efectiva y segura para usted y su cuerpo.

Cuando se trata de reducir el peso, no existe una solución única para todos. Es fundamental elegir las herramientas y técnicas que sean más atractivas para usted personalmente. Se necesita tiempo y esfuerzo para dominar la lectura de los mensajes de su cuerpo. Sin embargo, con la práctica, puede aprender a ser su propio mecánico de salud. El objetivo principal de esta carta es diseñar una estrategia de pérdida de peso a largo plazo que sea eficaz tanto para usted como para su cuerpo. Las siguientes son algunas sugerencias para comenzar: Primero, examine estos tres principios fundamentales, que son importantes no solo para la reducción de peso sino también para la salud a largo plazo. Consuma alimentos integrales: considere alimentos con solo uno o dos ingredientes, como frutas, verduras, legumbres, granos y mariscos. Las comidas reales ayudan a mantener el equilibrio de las señales de su cuerpo sin darle hambre.

Haga del sueño una prioridad máxima: una mala noche de sueño hace que tenga más hambre y se sienta más inclinado a buscar alimentos reconfortantes. También hace que sus señales se desorganicen. Tome la decisión de caminar todos los días: es una actividad básica para el cuerpo y simplemente se siente bien. Incluya caminar en sus actividades habituales, como viajar al trabajo o hacer mandados, para ayudarlo a perder peso. Considere tres prácticas diarias que puede hacer ahora mismo para mejorar su bienestar general. El objetivo es que sea una segunda naturaleza, similar a cepillarse los dientes después de comer. Levantar cualquier cosa durante cinco minutos al día es suficiente. Haga que el levantamiento de pesas sea una parte regular de su rutina matutina almacenando pesas en su cocina. Los entrenamientos simples, como los rizos de bíceps, son un buen lugar para comenzar. Establezca una conexión con otro ser humano: podría ser tan fácil como tener una conversación agradable con un colega durante el almuerzo o hacer una llamada telefónica a un amigo por la noche para mostrar su agradecimiento.

Tómate un tiempo para reflexionar sobre tus logros: Tómate unos minutos para reflexionar sobre lo que te fue bien durante el día. Además, tómese un tiempo para pensar en lo que puede sacar de esta experiencia y úselo en el futuro. Estos tres últimos impulsores no son realmente necesarios para concentrarse en este momento. Sin embargo, una vez que esté listo para probarlos, vale la pena. Las emociones y el estrés están entrelazados. Aunque identificar y abordar las causas fundamentales del exceso de peso es difícil, es una de las cosas más efectivas que puede hacer para mejorar su salud. Horario de las comidas: desayune y almuerce más temprano en el día y restrinja sus refrigerios a lo largo del día. Para empezar, intente comer dentro de un período de 12 horas y luego vea si puede reducirlo a 10 o quizás a ocho horas o menos.

Prestar atención: si se toma el tiempo para observar su comida, podrá reducir la velocidad y prestar atención a los mensajes de su cuerpo. Come con la gente en lugar de usar aparatos electrónicos, y tómate el tiempo para apreciar realmente el momento.

El resumen final del libro Siéntete bien, pierde peso es el siguiente:

La lección más importante de estas notas es que usted no tiene la culpa si tiene exceso de peso. Como resultado, su cuerpo está haciendo precisamente lo que debe hacer: reaccionar a su entorno. Ha evolucionado para desear alimentos felices, que ahora están disponibles en todas partes. Sin embargo, cuando todas las señales están sincronizadas, su cuerpo es muy hábil para gestionar sus necesidades energéticas. Comer alimentos genuinos, priorizar el sueño y el ejercicio, disminuir el estrés y alterar su conexión emocional con la comida puede ayudar a restablecer estas señales si se vuelven erráticas.Consejos prácticos: Sienta, alimente y busque lo que desea. Esta técnica puede utilizarse la próxima vez que tenga un fuerte deseo de algo. Es importante recordar las tres F: sentir, alimentar y descubrir. En primer lugar, permítase experimentar lo que sea que esté experimentando. Ahora tome papel y lápiz para escribir cómo comer le permite satisfacer la sensación que ha estado experimentando. Por último, pero no menos importante, busque un sustituto de la comida. Por ejemplo, realice un minuto de actividad intensa, respire hondo, beba un vaso de agua o póngase en contacto con un amigo para que le ayude a relajarse.

Comprar libro: Siéntete bien, pierde peso de Rangan Chatterjee

Escrito por BrookPad Team basado en Feel Great, Lose Weight de Rangan Chatterjee

.


Entrada antigua Publicación más reciente


Deja un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen